Garzón: “La nutrición saludable es el primer paso para prevenir enfermedades en el siglo XXI”

imagen de recurso
El ministro de Consumo, Alberto Garzón, en la entrega de diplomas

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, apuesta por avanzar, de la mano de la ciencia, en la búsqueda de soluciones contra problemas “muy preocupantes” como la obesidad y el sobrepeso infantil 

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha señalado este este miércoles la “nutrición saludable” como “el primer paso para prevenir enfermedades en el siglo XXI”. Así lo ha defendido el ministro antes de entregar los diplomas a las comunicaciones ganadoras de las XXVI Jornadas Internacionales de Nutrición Práctica organizadas por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA).

Según ha expuesto Garzón, un hábito tan cotidiano y vital como comer “incide directamente en aspectos como la salud, la seguridad alimentaria o la biodiversidad”. Por ello, ha recalcado el “papel central” que ocupa la nutrición “saludable y sostenible” en las medidas implantadas por el Gobierno.

En esta línea, el ministro de Consumo ha reivindicado que las administraciones públicas vayan de la mano de las sociedades científicas y ha apostado por buscar soluciones conjuntas contra problemas “muy preocupantes” como la obesidad y el sobrepeso infantil. 

“El último estudio Aladino, de 2019, alertaba de una tasa del 23,3% de sobrepeso y del 17,3% de obesidad entre los escolares españoles de 6 a 9 años. Además, evidenciaba una brecha importante en la situación de la población infantil dependiendo del nivel de ingresos económicos de la familia y el nivel educativo de los progenitores”, ha explicado.

Por ello, Garzón ha insistido en avanzar, de la mano de la ciencia, en políticas que sitúen la nutrición en el primer escalón de la prevención de enfermedades. Aunque ha reconocido que no se trata de una tarea fácil porque existen “grandes intereses económicos que afectan a las relaciones de poder”, el ministro de Consumo se ha mostrado convencido de que esta colaboración entre ciencia e instituciones es el vehículo para “la efectiva transferencia de conocimientos a las políticas públicas”.